#IV Encuentro cercano con La Mara más brava. Cleito

Dejar Guatemala atrás fué dejar el corazón, el bienestar, los amigos y el hígado. Desde la Antigua camino al sur. El dragón ( el auto) con vidrio nuevo zigzagueando entre los miles de pozos. Horas más tarde y cientos de kilometros al fin hemos atravezado la frontera con una sola consigna "no andar de noche por las rutas de El Salvador".

Siempre el camino tiene bifurcaciones hacia ".... el mar el mar el mar...". El calor y las ganas de atardecer sobre el Pacífico no se hicieron esperar y se rompió la única consigna. Playa Limón si mal no recuerdo, chapuzón luego de esquivar a un grupo de adolescentes creyendo que eran Maras. El valor y el coraje de este grupo de hombres aventureros se arrugo como una pasa de uva. El agua caliente, espumosa como cerveza.

Cayó el atardecer y la noche nos sorprendió camino a San Salvador. Las luces de la capital me sorprendieron, La chica más brava de este hermoso país nos esperaba para darnos una cálida bienvenida con su hijita. Salimos a comer por la calle que bajaba, mientras comíamos un diario decía que en Nicaragua ya habían varios muertos entre el gobierno y los estudiantes. El bocado tardo una hora en bajar, por suerte falta todavía. Gracias. San salvador que sorpresa, Cleito también. Las Arepas más ricas del viaje.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square